Publicado el 19 noviembre, 2020 / INCAR en los Medios

“La respuesta del salmón a la infección por piojo de mar podría encontrarse en su propio genoma”