Publicado el 7 abril, 2022 / Noticias

Investigadores de ACUAIM, ACUANATIVA y de INCAR validaron uso de aditivo funcional en la dieta de peces que protegería ante la infestación por Caligus

Un estudio realizado por el Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR) en conjunto con ACUAIM y ACUANATIVA validó el uso del L-END, un aditivo funcional 100% botánico, que al incorporarse en la dieta de peces, protegería al salmón Atlántico frente a la infestación por Caligus rogercresseyi, también conocido como “Piojo de mar” modulando genes relevantes para el desarrollo del parasito así como otros involucrados en la inmunidad de mucosa de los salmones.

“Las estrategias de control de la caligidosis en Chile se han concentrado en el uso de fármacos administrados vía oral o baño . En ese sentido, los aditivos fitogénicos (100% botánicos estandarizados) incorporados en la dieta de los peces, se han establecido como una alternativa al uso de fármacos, con un enfoque profiláctico amigable con el ambiente, estimulando la respuesta inmune, previniendo las enfermedades infecciosas, mejorando la tolerancia al estrés y la salud general de los peces y por ende, optimizando el crecimiento y/o eficiencia de la producción con un menor impacto ambiental. L-END es un aditivo fitogénico formulado y desarrollado para poder establecer estrategias de manejo integrado de la parasitosis por C. rogercreseyi, mediante su incorporación en el alimento de los peces.”, explica el Investigador Asociado de la línea “Salud animal en ambiente marino” (RP3) de INCAR y del Laboratorio de Inmunología y Estrés de Organismos Acuáticos de la Universidad Austral de Chile, Dr. Alex Romero.

El estudio que tiene por autores al Magister en Economía ecológica, Marcelo Velasco; la Magister en Ciencias Veterinarias, Paula Miranda, y los Investigadores del Centro INCAR Tatiana Pérez, Matías Vega y el Dr. Alex Romero, determinó que la administración de la dieta funcional suplementada con el aditivo fitogénico (1 kg/tonelada) por un período de 14 días, disminuyó significativamente la carga parasitaria en salmón Atlántico (5,7 Caligus/pez) respecto de la dieta control (12,8 Caligus/ pez), con un porcentaje de eficacia sobre Caligus totales de un 55,9 % con respecto al grupo control.

“Este efecto, estaría asociado a la modulación de la expresión de genes clave en procesos de muda y reproductivos del parásito, lo cual se vio reflejado en diferencias significativas del espesor de la cápsula ovígera en hembras derivadas de peces alimentados con la dieta experimental y alteraciones en el desarrollo de los parásitos que se evidencia en los cambios de proporción de estadios al cierre del ensayo, con predominancia de chalimus IV en el caso de los peces alimentados con el aditivo”, expresan los autores en el estudio. Al mismo tiempo la inclusión del aditivo en la dieta, aumentó de forma significativa la expresión de genes de la inmunidad de mucosas de peces, lo que sugiere el efecto positivo de esta dieta funcional sobre la inmunidad de la piel de salmón Atlántico en conjunto con la alteración del proceso de infestación y desarrollo de C. rogercresseyi.

Existe una necesidad de nuevas estrategias de manejo de la Caligidosis, esta necesidad surge de la transformación que está llevando a cabo la industria del salmón para producir un producto de calidad con un menor impacto ambiental. Es en este espacio donde productos como L-END se agregan a la caja de herramientas para apoyar el esfuerzo de las empresas en disminuir el uso de fármacos en los ciclos productivos.

Fotografías: Paula Miranda (ACUANATIVA).